18.12.16

¡Felicidades, Madre! ¡Feliz Día de María Santísima de la Esperanza! Como un ancla me quedaré en tu corazón


El ancla, símbolo marino casi por excelencia, es una herramienta cuya utilidad no es otra que fijar una embarcación en el mar. Pero... ¿qué tiene que ver el ancla con la Esperanza? ¿Por qué se utiliza este símbolo?


Coronación de Nuestra Señora de la Esperanza en la Parroquia de Santiago el 12 de marzo de 1944

Como tema iconográfico, el símbolo del ancla o áncora fue usado ya por los artistas que habitaban en las zonas que circundan al Mar Mediterráneo para representar la navegación marítima. Por el hecho de mantener una embarcación fija en el mar, también se constituyó en alegoría de la Esperanza o de la salvación. Los cristianos necesitamos Esperanza, necesitamos ese ancla que nos consagre a nuestras creencias de salvación y qué mejor manera de sentirse esperanzados, salvados, bajo el amparo de nuestra Madre, Nuestra Señora de la Esperanza.

Estos días celebramos la Navidad, pero paradójicamente antes celebramos el día de Nuestra Madre, de nuestra Esperanza, como si se nos ofreciera ese ancla antes de celebrar la venida de nuestro Salvador, con el fin de encontrar nuestra ancla marinera, de manera que quede consagrado en nuestro corazón el amor y cariño de nuestro Señor.

EL PRENDIMIENTO / 16 DE DICIEMBRE DE 2015
FOTOGRAFÍA DE LA CORONACIÓN: MEMORIA DE LA SEMANA SANTA. MONTILLA 1900-1965
MIGUEL AGUILAR PORTERO / ANTONIO LUIS JIMÉNEZ BARRANCO / JAIME LUQUE LUQUE

No hay comentarios :