27.7.17

Se cumplen tres años de la reapertura al culto de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Montilla


Tal día como hoy, 27 de julio, pero del año 2014, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, presidía, a partir de las 20.30 de la tarde, una Misa de Acción de Gracias que servía para reabrir al culto la Parroquia de Nuestra Señora de La Asunción del barrio del Gran Capitán de nuestra ciudad, que el 1 de octubre de 2013 sufrió el desplome repentino de parte de su cubierta, y que, desde entonces, había permanecido cerrada.


Minutos antes del horario fijado para el inicio de la misma, llegaba a este templo montillano Demetrio Fernández, que era recibido, a sus puertas, por su párroco Javier Algar Ruiz, quien explicó y mostró al obispo las diversas actuaciones que se habían acometido en la parroquia.

Con la presencia, igualmente, del entonces primer teniente de alcalde, José Repiso, que ejercía en dicho acto como alcalde en funciones; del vicepresidente primero de la Diputación, Salvador Fuentes; de varios miembros del equipo de gobierno y de representantes de la Corporación Municipal en el Ayuntamiento de Montilla, además de autoridades civiles, entre otras personalidades de aquella época, daba inicio la ceremonia concelebrada por la casi totalidad de sacerdotes y párrocos de nuestra localidad así como del que fuera párroco de dicho templo, Francisco Javier Moreno Pozo.

En una Parroquia de Nuestra Señora de La Asunción abarrotada de feligreses, vecinos, prácticamente todos ellos, del barrio del Gran Capitán, y en la que intervino durante la Misa de Acción de Gracias el coro de esta parroquia, su párroco Javier Algar felicitaba y agradecía a todos los grupos parroquiales y todas aquellas personas que habían colaborado, ya fuera económicamente, en labores de limpieza u otro modo, con la misma, destacando la figura del matrimonio montillano que había cedido durante los últimos siete meses su local de la calle Ronda del Canillo para que funcionase como iglesia provisional.


Durante la homilía, el obispo de Córdoba destacaba que "la Iglesia es pobre" para mantener todos los gastos que tiene que hacer frente. Y lo hizo poniendo como ejemplo el sueldo de un sacerdote, "al situarse por debajo del salario mínimo interprofesional". De hecho, resaltaba que el presupuesto de los últimos años del Obispado de Córdoba había sido destinado, en su mayor parte, a Montilla, para acometer las obras de restauración en la Parroquia de San Francisco Solano, en su momento, y últimamente en las Iglesias de San Agustín, Santiago y La Asunción.

De este modo, Demetrio Fernández animaba a los feligreses y al resto de montillanos a colaborar económicamente con la Parroquia de La Asunción para hacer frente, en ese momento, a ese préstamo de 94.000 euros que debería ser restituido en un plazo de veinte años, y que, en palabras del obispo, se trataba de una cantidad menor que la que ha tuvo que hacer frente, por dichas obras, el propio Obispado de Córdoba, que rondaba los 240.000 euros. De igual manera, Demetrio Fernández mencionaba la cantidad de personas a las que diariamente atiende Cáritas, organismo dependiente de la Iglesia, y cuyos ingresos provienen, principalmente, de las aportaciones de los ciudadanos.

A lo largo de su intervención, Demetrio Fernández agradeció a la Diputación de Córdoba por esa ayuda extraordinaria de 20.000 euros que libró a favor de este templo y al Ayuntamiento de Montilla por la labor prestada.


Las obras en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción se iniciaron a finales del pasado mes de febrero de 2014, centrándose en el entejado de todo el templo y en la sustitución de la cubierta de las dos naves laterales y de las dependencias parroquiales, donde, además, se acometió una nueva distribución para la sacristía, los salones para los grupos y la guardería infantil anexa al templo.

Tras descartar la necesidad de demoler la cubierta de la nave central, las obras también permitieron reforzar esta estructura, que había sufrido menos los problemas de infiltración de agua, que, a juicio de un informe técnico elaborado por el propio obispado, podría haber causado el desplome de la techumbre más próxima a la calle Conde de la Cortina.

Las obras de construcción de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción del barrio del Gran Capitán de Montilla arrancaron en 1962, inaugurándose siete años después, aunque su consagración no tuvo lugar hasta el año 1973.


















BENJAMÍN PORTERO DUQUE / PASIÓN POR MVNDA
REPORTAJE FOTOGRÁFICO: PASIÓN POR MVNDA

No hay comentarios :